Sensores de proximidad en AEA Magirus CS

Entre los distintos accesorios opcionales que Magirus ofrece para montar en las AEA, se encuentran: Funcionamiento memoria, cámara en cesta, conexión del generador de corriente, tele diagnóstico, indicador de la velocidad de viento, monitor accionado eléctricamente, función de salvamento en pozos, cargador de baterías, caja de enchufe de ayuda de arranque, alimentación externa, faro de luz difusa, faro de trabajo xenón, entre otros.

El sistema de advertencia de colisión, me parece el menos operativo y necesario de todos. Este es un sistema que solo actúa cuando la AEA trabaja con cesta, en ella lleva incorporados unos sensores que funcionan con tecnología ultrasónica, la cual resulta afectada por la temperatura, la humedad y la presión del aire. Así cuando la temperatura es baja, el alcance de los sensores es mayor que cuando esta es más alta.

Los obstáculos de gran tamaño que se encuentran en la vertical del sensor son mejor captados que los que se encuentran en sentido transversal con respecto a la dirección del ultrasonido. El sistema se activa al conectar la toma de fuerza y es evaluado al pisar el pedal de hombre muerto,  actúa de manera automática, consta de dos niveles de advertencia acústicos, y un símbolo de advertencia óptico tanto en cesta como en puesto de mando principal, el primero con sonido intermitente, se activa cuando faltan más o menos dos metros, y a medida que nos vamos aproximando el sonido se convierte en continuo. Si este resulta molesto se puede desactivar y es aconsejable desactivarlo para poder escuchar sonidos que tienen mayor importancia que este, como puede ser el sonido de límite de campo, previo a la función de desconexión, campana de sobrecarga o sonido intermitente de función marcha libre.

Lo que no se puede desactivar es el símbolo óptico que aparece en las pantallas tanto de cesta como de puesto de mando principal, y este aparece en el lugar donde la maquina nos indica el campo de trabajo en el que estamos y que también ese espacio es utilizado para informarnos si hemos activado la función grúa, prevaleciendo el avisador óptico de proximidad por encima de estas dos funciones, que a mi juicio son bastante más importantes.

Por poner un ejemplo, imaginémonos que estando el avisador óptico de proximidad activado, sin darnos cuenta hemos activado la función grúa ligera, en ese momento el CS deja de actuar al igual que los bloqueos por choque y el campo de trabajo se limita campo de tres personas. Como el avisador óptico de proximidad prevalece, no tenemos información visual de los otros parámetros.

De las tres informaciones posibles, campo de trabajo, grúa y choque que ocupan ese cuadro en las pantallas, siempre y cuando no hayamos activado grúa, la única que va a prevalecer por encima del avisador óptico de proximidad, va  a ser choque.

Desde el punto de vista operativo, es un elemento que aporta muy poco en cuanto al trabajo de aproximación, ya que sí se trabaja desde cesta la apreciación visual es cercana y por tanto este es un elemento innecesario, y si se trabaja desde puesto de mando principal, tampoco aporta mucho puesto que comienza a pitar y aparece el avisador óptico cuando aún faltan dos metros, con lo cual si hay que hacer una aproximación hay que seguir avanzando y con el inconveniente que anteriormente he explicado de que interfiere en información más importante.

Desde el punto de vista del mantenimiento, al ser elementos muy sensibles y delicados, e ir colocados en sitios que a veces al hacer apoyos se golpean, o simplemente porque cogen suciedad, permanentemente están dando fallo.

Deja un comentario

*

Si no tienes déjalo en blanco.

*